Archivos de la categoría “La alquimia del amor”

“Polvo en el Corazón”…el poder del amor. Primera parte, relato.

“POLVO EN EL CORAZÓN”…el poder del amor. (primera parte).

              Don Miguel, estaba en una esquina esperando un taxi, al poco tiempo se para uno que era colectivo, en el podían ir  varias personas que llevaran la misma ruta.

            En el taxi, venia una sola señora en el asiento trasero, Do Miguel, también se subió en ese mismo asiento. Solo habían pasado unas cuadras y se percato que la señora iba llorando.

                Don Miguel le pregunto. –Señora, ¿por que llora?, no llore por favor.

                La señora le contesto que no iba llorando que era polvo que le había entrado en los ojos.

           Pasaron más cuadras y la señora lloraba más fuerte y el señor le volvió a preguntar lo mismo,  -¿Por que llora señora?,- y la señora le contesto, -Le digo que es el polvo que entro más fuerte-, Con voz enérgica Don Miguel le dijo al taxista que se dirigiera a un lavadero de carros y que metiera a lavar el carro.

               Retomaron su camino y al poco tiempo la señora continuó en llanto abierto.

            El Señor le dijo, -No es el polvo del carro lo que la hace llorar señora, pues el carro ya esta limpio ¿verdad?, es el polvo del corazón.

            La señora un poco confundida pues, sabia que era cierto y sorpresivamente Don Miguel le pregunta, ¿Quiere que lo retire de ahí?

             Ella le pregunto -¿Puede?, el le contesto, -Si, si puedo-

           A partir de ese momento y por el resto del camino, se dedico a amarla en silencio desde su corazón, dejando el amor en el corazón de la señora, también Don Miguel sintió la paz en el, he hizo lo mismo. Casi instantáneamente, la señora se repuso, y le pregunto, -¿Qué fue lo que me hizo?, siento un alivio inmenso y una paz que tenía mucho tiempo de no sentir, ¿Qué hizo señor?, Don Miguel le contesto, -Señora, la amé, solo la amé.-

Don Miguel se bajo en  la esquina que le tocaba, pensando en que la vida le había puesto en su camino, una nueva oportunidad para utilizar el poder que todos tenemos, el poder de sentir y hacer sentir. El creo el amor y lo entrego, creyó plenamente  en su poder creativo, y en esa ocasión le toco, crear Amor.

Don Miguel, jamás volvió a ver a la señora, a pesar de que muy seguido la buscaba en la misma ruta del taxi. No se preocupo, pues sabía que lo que se siente de corazón, dura para toda la vida.

Si sabes de alguien que no la esta pasando muy bien ahora, ¡Cree y Crea! amalo…….Feliz fin de semana…saludos

Diego Sámano Charles.