Archivos de la categoría “Saber Recibir”

“POLVO EN EL CORAZÓN”…saber recibir. (segunda parte).

“POLVO EN EL CORAZÓN”…saber recibir. (segunda parte).

 

 Taxi 54

            Don Miguel, al bajarse del coche colectivo en el que había vivido una especial experiencia sintió algo extraño, algo que de alguna forma sabia que podía existir, no le hizo mucho caso, sin embargo no dejo de inquietarle el hecho de que tal vez el también  podía tener… polvo en el corazón.        

Pasado un año, Don Miguel salía de su casa como era costumbre, solamente que ahora el lugar que quería visitar era un parque, quería sentirse uno con todo, pues tenia tiempo de experimentar esa sensación que sabía, siempre le otorgaba cosas buenas. Todo parecía ser un día normal. Llego al parque y se instalo en un espacio de grandes árboles. El no sabía que hacia ahí, solo podía percibir que seria para estar en un silencio que de tiempo atrás no lo había sentido. Empezó a ver a las personas que andaban por ahí, y sin darse cuenta ya se encontraba en ese silencio que había ido a buscar, entro tan fácil a el que no tuvo mas beneplácito que entregarse a lo que cada vez lo atraía más y lo cual no era otra cosa que la paz misma.

Don Miguel inicio el diálogo con lo que el llamaba, su parte pura. Cuanta paz significaba eso, no quiso esperar más y le dijo…

 – Hola, nuevamente estoy contigo Señora Vida, gracias por permitirme sentirte, no tengo nada especial que contarte, solo estoy sintiéndote aún con mas fuerza que antes. Gracias por recibirme e inspirarme rapidamente.Tú sabes que hay en mi, te pido que no me dejes hablar, quiero escucharte a ti, pues a eso he venido…ahora lo se, he venido a sentirte en mi, necesito hacerlo.

 Pasaron unos segundos, pero fue el tiempo suficiente para que Don Miguel se desconectara absolutamente de todo he iniciara uno de los encuentro mas reveladores de  su vida…la verdad acerca del Amor, inspirada por su propia esencia, su propia vida, sus experiencias acumuladas por encarnaciones estaban a punto de conjugarse y sacar a relucir la verdad que las había envuelto por un sin numero de años. Estaba a punto de descubrirse a si mismo vida,  he iniciar la mas significativa de las experiencias, disfrutar su existencia. Unas lágrimas se asomaban por sus ojos, quiso contenerlas pero no pudo,  ya era tarde para ello y ya era tiempo de practicar lo que había por mucho tiempo compartido para otros, era tiempo de experimentar en el lo inevitable para todo ser… el Amor.

 – HOLA MIGUEL, ¿COMO ESTAS? Le pregunta con su voz majestuosa y única la vida.  ¿POR QUÉ EL MOTIVO DE NUESTRA REUNIÓN, QUERIDO MÍO?

                –  Señora Vida, siento algo y desconozco lo que es, solo se que no puedo seguir sin descubrir lo que me pasa y saber la verdad. Se que tiene que ver con el Amor, sin embargo yo creí que eso estaba arreglado, y me doy cuenta que no es así, pues me he dado cuenta que no se hacerle frente a lo que me pasa.

          Tiempo atrás, supe que para ascender a lo que es la plenitud, debía entregar todo a ti, librarme de todo apego, soltar lo que  había en mis manos y que solo así podría experimentar la universalidad en mi expresión. Pero ahora querida Señora te digo, que también solté el amor a una mujer. ¿No entendí tal vez?, ¿No supe interpretar eso que sentí? ¿Qué interpreté Señora, que interpreté?

           – DIME MIGUEL, ¿PORQUÉ TE ENCUENTRAS ASÍ? ¿QUE TE HA SUCEDIDO?, ¿ME PUEDES PLATICAR?

 – Señora Vida, hace mas de un año, me subí a un coche colectivo, quería ir a cierto lugar, en el asiento trasero viajaba una mujer, que lloraba mucho, le pregunte que porque lo hacia y solo me dijo que no lloraba, que traía polvo  en los ojos. Al cabo de unos minutos me di cuenta que seguía llorando y le dije que eso no era polvo en los ojos, que era polvo en el corazón, y de forma natural Señora Vida, me inspiro amarla, y hacer sentirle ese amor en silencio. Cuando paso un  poco más de tiempo, ella se sintió mejor, me dijo que le había hecho y le conteste que solo la había amado. Me toco llegar a mi destino, me baje y jamás la volví a ver.

            -Hoy, Señora Vida, me tocó tomar un taxi, era el 54, y unas cuadras más adelante se subió una mujer. Aunque yo no fuera llorando sentí algo que salía de ella y se dirigido a mi…si Señora Vida, era Amor lo que sentía, ella me lo enviaba sin pedírselo. Su naturalidad en su expresión, su sonrisa, sus ojos, su voz, su carácter, toda ella emanaba felicidad. Era como si me estuvieran entregando algo que tiempo atrás di sin mirar a quien, me devolvían algo que había entregado,  sabia que me correspondía.

             -Y hoy he venido a preguntarte Señora Vida; cuando entregué el amor de una mujer a cambio de la plenitud, ¿Qué fue lo que realmente entregué?, ¿Me puedes decir? ¿Por qué hoy me llega el amor en forma de mujer?-

       – CUANDO NO TIENES QUE PERDER, ES CUANDO HAS GANADO EL AMOR, ¿ME COMPRENDES?, ES CUESTION DE VALOR QUERIDO MIGUEL, ME ENTREGASTE A MI, EL AMOR MAS DIFICIL DE GANAR Y DE ENTREGAR EN TU DIMENSIÓN, EL DE TU PROPIA ESPECIE. TE PEDI EL AMOR DE UNA MUJER A CAMBIO DE LA PLENITUD, Y ME LO ENTREGASTE SIN DOLOR, DESPUÉS DE QUE LO PUDISTE SENTIR ME LO DISTE SIN OBJESIÓN, LO HICISTE PARA PODER CUMPLIR CON TU PROPOSITO DE VIDA, PUES REQUERIAS DE PLENITUD PARA LOGRARLO Y LO ÚLTIMO QUE ENTREGAS, ES CON LO PRIMERO QUE TE ENCUENTRAS AL INICIAR ALGO.  ES POR ESO QUE HOY TE ENCUENTRAS CON ESE AMOR, ERES TÚ EN FORMA DE MUJER, ESA ES LA PLENITUD, SABER VERSE EN TODO AL MISMO TIEMPO Y ALGO MÁS IMPORTANTE AÚN, SABER ACEPTARSE EN ESE TODO, ESO ES LO QUE SE LLAMA LA UNIVERSALIDAD DE UN SER, LA CUAL SE ALCANZA AL AMAR TODO LO QUE EXISTE POR SOLO EXISTIR

                              – YO TE PREGUNTO AHORA ALGO MIGUEL, ¿QUE ES PARA TI EL AMOR? Y ¿QUE ES PARA TI EL APEGO?

                      Señora Vida, el amor es la energía que nos concilia unos a otros de forma natural, no se individualiza, es el precursor de la creatividad, promotor de toda virtud e intermediario hacia la paz. Y el apego es el generador de una conducta sin realidad.

– ALGO FALTA MIGUEL SIENTE.

– Yo soy el amor, eso faltaba Señora Vida, saberme y aceptarme el amor.

 – EL DETALLE NO ES EL AMOR, SINO COMO LO INTERPRETAS, COMO LE DAS VIDA, Y SI SABES QUE LO ERES, ¿DEBES CONVIVIR CON EL AMOR DE UNA PAREJA?, ¿ES NECESARIO EN TU VIDA SI TE COMPRENDES COMPLETO?

           – Señora Vida, siento que ahora mismo la unión de una mujer con un hombre, no solo es para procrear, si no también para potencializar el servicio a la humanidad que ellos puedan dar. He comprendido que uno solo puede hacer cierto tipo de servicio, y que cuando es en pareja, el servicio se transforma y se adecua de acuerdo a las necesidades sin perder cada quien su autonomía.

– Y RETOMANDO TU DESEO DE ENCONTRATE CONMIGO HOY, PUDIERAMOS DECIR QUE, HAS COMPRENDIDIO LA RAZON DE ENCONTRATE CON QUIEN SIN PEDIRTE NADA TE AMA. YA SE QUE HAY EN TI MI QUERIDO MIGUEL, ALGO QUE NO TE VA  A GUSTAR RECONOCER… HAY MIEDO, TIENES MIEDO.

                                       – En ese momento, Don Miguel sintió que recorría por su cuerpo una energía fría, difícil de aceptar a su edad y por comprender de la vida lo que sabía de ella. Tenía que hacerle frente, no había marcha atrás, era retomar la práctica de la vida desde su origen mismo, la unidad,  al mismo tiempo con todas sus formas…y pensó.

  Miedo, ¿Lo tengo? ¿A que?

¡Vaya si estaba pensativo! Don Miguel se había encontrado con algo no visto, pero sin duda la vida le tenia preparada una respuesta en caso de que el se quisiera salir sin lograr su objetivo. Inspirando profundamente decidió enfrentarse a ese miedo preguntándose cual era la razón.

           – ¿Miedo, a que tengo miedo?, ¿A mi propia equivocación?, ¿A creer que uno debe caminar su propia misión sin compañía, al menos no en pareja? ¿Miedo a que Señora Vida?, dime.

          – ¿EN VERDAD QUIERES QUE TE LO DIGA?, MIEDO A LO QUE LOS SERES HUMANOS SE HAN OCULTADO POR CAUSA DE SUS EMOCIONES Y SU FALSA INTERPRETACION DE LA VIDA MISMA…MIEDO A LA DICHA. SI A LA DICHA, A ESO TIENES MIEDO, ES EL ULTIMO DE LOS MIEDOS, POR NO SABER CORRESPONDER AL ESTAR YA EN ESE ESTADO, POR NO SABER CORRESPONDER AL AMOR PURO QUE TE ENTREGA LA VIDA A TRAVES DE UNA MUJER, Y TEMES FALLAR. Y DEJAME DECIRTE QUE NUNCA LO HAS HECHO, YO LE LLAMO VIVIR, Y AL HACERLO HAS ACUMULADO FUERZAS PARA COMPARTIR TUS EXPERIENCIAS.

       USTEDES CREEN QUE EL MAS GRANDE DE TODOS LOS MIEDOS ES EL PERDER ALGO FÍSICO Y NO, REALMENTE ES AL ENCUENTRO FINAL CON TU PROPIA ESENCIA CONVERTIDA UN SER HUMANO, EN MUJER. A ESO TIENES MIEDO. TU SABES AMAR, PERO NO SABES DEJARTE AMAR, Y POR ESO ESTOY AQUÍ HOY CONTIGO, PARA QUE ME PERMITAS DEJARTE AMAR A TRAVES DE QUIEN HE ELGIDO PARA HACERLO, A TRAVES DE SU SILENCIO Y DE SU EXPRESIÓN, DE SU TERNURA E INTELIGENCIA, A TRAVES DE SUS CARICIAS Y DE SUS PALABRAS Y A TRAVÉS DE SU SENTIR. POR ESO ELLA TUVO QUE SUBIR AL TAXI DONDE TU VAS, HAN COINCIDIDO, NO ESPERES QUE SE BAJE EN ALGUN SITIO, PUES ELLA LLEVA TU MISMA RUTA, TU MISMO DESTINO, TU MISMA MISION…DISFRUTAR LA VIDA, Y CON ELLO COMPARTIR SUS EXPERIENCIAS. AHORA QUE LO SABES ¿QUE HARAS?, ¿ME PUEDES DECIR?

  Amar…amarla abiertamente y dejarme amar Señora Vida.

 Don Miguel había comprendido que debió dejar el amor de una mujer para alcanzar la plenitud, pero lo que dejaba era la forma de amar a una mujer, para adoptar realmente la verdad en el saber amar a una mujer, e iniciar una nueva vida.

 Ese día en el parque resulto más que revelador, de la inquietud por no saber dejarse amar, a aceptar que ya era amado, el tiempo lo había alcanzado sin pensar en ello. La vida iniciaba a compartirle sus frutos sin anticipárselo, esas eran las sorpresas que sentía que un día llegarían.  Don Miguel, hoy no se pregunta más, solo se expresa de acuerdo a su sentir.

 Mensaje final

 

 LA VIDA TE QUIERE, HÓNRALA SINTIÉNDOLA.

 EL TAXI 54 TRANSPORTA DICHA, ALGO MÁS QUE SER INMENSAMENTE FELIZ.

 Diego Sámano Charles.